Los animales más aterradores

Existen millones de especies animales alrededor del mundo. Hay muchos animales que resultan ser espectaculares a la vista, sin embargo, en la naturaleza es posible encontrar una gran variedad de animales que despiertan un profundo terror, ya sea por la amenaza que representan como por su aspecto.

Animales que causan terror

El número de animales aterradores que hay alrededor del mundo es muy amplio. Estas especies no son reconocidas por su belleza, sino por ese aspecto que combina lo fascinante y aterrador.

Entre los animales que más terror pueden causar cuando se ven, los siguientes son los más conocidos.

Tiburón blanco

El gran depredador del mar lidera esta lista, y llega a medir unos 6.5 metros de largo en la edad adulta y es el carnívoro del mar que más temor causa en las personas. La fuerza de su mandíbula, combinada con sus más de 3.000 dientes afilados, convierte su mordedura en una de las más peligrosas para sus víctimas.

El sentido del olfato del tiburón blanco está muy desarrollado, es capaz de detectar una gota de sangre en 100 litros de agua. Por tal motivo, es una de las cuatro especies que más atacan a las personas en el mar.

Araña de laberinto

Un pequeño animal es capaz de causar un profundo terror en las personas. La araña laberinto es un depredador que usa su potente veneno para paralizar a las presas que caen en su red, como los insectos.

Su telaraña tiene la característica de contar con una forma de embudo en uno de los extremos y termina en un laberinto de túneles, motivo por el cual se le conoce con este nombre.

Se encuentra mayormente en Europa y aunque no es común que ataquen a las personas, su forma no dejar de ser atemorizante.

Gavial

En los pantanos del norte de India, es posible encontrar al gavial. Se trata de un reptil parecido a un cocodrilo, dado que pertenece a su familia, que se distingue por tener un hocico muy delgado y alargado.

A lo largo del hocico prominente, se distribuyen diversos dientes muy afilados y su longitud de seis metros, generan un aspecto atemorizante. El gavial se alimenta principalmente de peces y actualmente está en peligro de extinción, con apenas 200 ejemplares vivos alrededor del mundo.

Pez lobo

Uno de los animales más aterradores vive en el mar, y es que el pez lobo es un animal acuático que tiene una estructura ósea atemorizante, muy diferente a la majestuosidad que transmiten los lobos.

El pez vive en las zonas del Ártico y del Atlántico Norte, a más de 600 metros de profundidad en los fondos rocosos. La dieta del pez lobo se enfoca en moluscos y crustáceos, ya que sus dientes y mordedura son increíblemente fuertes.

Incluso es capaz de morder a través de la madera y causar un daño considerable. Esta cualidad lo convierte en el perfecto depredador de erizos de mar o de cangrejos verdes, lo cual es útil cuando sus poblaciones aumentan, dado que afectan de forma negativa la salud del ecosistema marino.

Topo de nariz estrellada

El topo de nariz estrellada cuenta con 22 tentáculos rosados en su hocico, cubiertos por hasta 100 mil receptores táctiles, los cuales usa para identificar los alimentos que encuentra.

Le toma apenas 120 milisegundos para identificar los alimentos antes de comerlos, motivo por el cual se conoce como el devorador de mamíferos más rápido. Los tentáculos en su hocico funcionan como “ojos”, ya que el topo es un animal ciego.

No los usan para agarrar los alimentos y no funciona como parte de su sistema olfativo. Además, la estructura de este animal lo convierte en una especie única, ya que no se encuentra criatura igual en el reino animal.

Cerdo de mar

Un animal poco conocido, pero que es aterrador y curioso al mismo tiempo. Se ubica en todos los océanos del mundo, aunque tiene mayor presencia en el Pacífico y Atlántico, viviendo a unos 3.000 o 5.000 metros de profundidad.

También se le conoce como pepino de mar, llega a medir entre 5 a 15 centímetros y tiene cinco o siete pares de patas, dependiendo de la especie.

Vive en las profundidades marinas, por lo que se alimenta únicamente de las partículas orgánicas que se crean por la descomposición de los organismos, así como del lodo en las profundidades.

Animales muy peligrosos

El peligro que representan algunos animales también es causante de terror en las personas.

El aspecto de los animales no es lo único que los hace temibles en la naturaleza, muchas veces sus técnicas de defensa o para conseguir alimentos, los convierte en criaturas muy aterradoras.

El escorpión de cola gorda es un animal procedente de África y es capaz de matar a una persona en 7 horas, y a un perro en 7 minutos. El veneno de este animal está diseñado para matar y genera un fuerte dolor.

El cocodrilo de Nilo es el más gran depredador de agua dulce, su mordedura es capaz de romper huesos y causar daños en pocos segundos. Ahoga a su presa para tragarla y comerla completa.