¿Por qué es una injusticia tener que ir en traje a la oficina?

Cuando se piensa en la oficina, se nos viene a la mente el típico outfit de traje, camisa, corbata y pantalón de trabajo de mujer o hombre. Se trata de una moda que impusieron muchas empresas hace muchos años, con el objetivo de buscar una mejor presentación para sus empleados.

Motivos por lo que es una injusticia tener que ir en traje a la oficina

Sin embargo, en los tiempos modernos se considera una injusticia llevar un traje a la hora de ir a trabajar en la oficina por diferentes motivos.

Usar un traje está desfasado

El uso de traje es estándar en diversos sectores empresariales, aunque no se usa de la misma manera en las ciudades.

Por lo general, se usa como el fin de crear una primera impresión más positiva y profesional. Ante la competitividad del sector, que los empleados se vean como verdaderos expertos, genera una mayor confianza en los clientes.

hombe-en-bicicleta

Por este motivo, es que muchas empresas exigen a sus empleados el uso de traje, dado que presentarse ante los clientes o proveedores con ropa informal, puede provocar una impresión errónea sobre la imagen de la marca.

El uso del traje también depende del sector, por ejemplo, en un bufete de abogados es habitual que los representantes legales cuenten con un traje para las consultas legales. Mientras que en una empresa de diseño, es más común ver a los empleados con ropa informal.

Llevar un traje a la oficina resulta algo con la cual muchos empleados ya no están de acuerdo, siempre que su sector se los permita a la hora de ir a trabajar. El motivo principal es la incomodidad que sienten cuando usan el traje y corbata, tanto por su uso durante los días calurosos de verano, como por su limpieza y mantenimiento.

Mantener un traje en buenas condiciones para esta presentable en la oficina, requiere de invertir tiempo y esfuerzo, el cual muchas veces los empleados no disponen. En comparación con la ropa informal, la cual se lava con más facilidad, el traje y la corbata requieren de una atención más delicada no dañar la estética de las prendas.

De igual manera, comprar un traje para a la oficina requiere de una mayor inversión, dado que son más caros que la ropa informal y en muchas ocasiones, se necesitan de varios trajes para no asistir siempre con el mismo, o bien, para combinar las diferentes prendas.

Aunque hay marcas que venden trajes a excelentes precios, lo cierto es que son una inversión muy alta que muchos empleados no se pueden permitir con frecuencia.

Encuestas sobre el uso del traje

De acuerdo a varias encuestas, las personas pertenecientes a las generaciones Z y X, así como los conocidos “baby boomers”, no consideran que está obsoleto el uso de traje para ir a la oficina.

Sin embargo, la generación de los millennials opina de forma diferente, dado que un alto porcentaje cree que llevar traje a la oficina está totalmente desfasado.

En España, el número de personas que considera obsoleto el uso de trajes para la oficina está en un 51.1%, un número alto en comparación con otros países. Igualmente, los británicos mantienen una opinión similar a los españoles.

Por su parte, los turcos y los franceses si consideran que llevar traje no está fuera de moda, alcanzando un 60% de respuestas positivas en los encuestados.

Otras encuestas indican que son menos los hombres que sienten que trabajan mejor con traje. La mayoría está de acuerdo que trabajar con ropa informal mejora su rendimiento, dado que se sienten más cómodos, confiados y seguros al cumplir sus tareas diarias.

¿Qué soluciones se plantean?

Ante la negativa de usar traje para ir a la oficina, muchos hombres apuestan por una vestimenta casual para oficina. Un estilo más informal, pero sin perder la elegancia y sin caer en extravagancias, parece una solución que muchos prefieren adoptar.

estilo-informal

Por ejemplo, los pantalones chinos, combinados con polos o camisetas, y zapatillas deportivas, forma parte del outfit que muchos hombres desean llevar para la oficina, gracias a que ofrece comodidad, es fácil de adquirir, y genera una buena impresión.

Incluso se puede usar una chaqueta o zapatos en lugar de las zapatillas deportivas, para conseguir un look más formal.

Además, la mayoría de los encuestados está de acuerdo en comprar marcas de ropa reconocidas en el sector. La alta calidad de las prendas y los diseños exclusivos, aunque sea en ropa informal, mejora la imagen profesional en el trabajo.

¿Cuáles son las prendas que sustituyen al traje?

En el caso de no querer llevar traje a la oficina, hay varias prendas que sustituyen a la típica camisa, pantalón y corbata que tanto se relacionan con el trabajo.

Una chaqueta de estilo militat combinada con tshirts es una buena opción, así como una sudadera con pantalones formales.  Para los pantalones, los de vestir se mantienen por su comodidad y elegancia, aunque los vaqueros de colores oscuros permiten crear un outfit sofisticado y formal.

Como se mencionó más arriba, los pantalones chinos son una de las opciones preferidas, por su comodidad y elegancia. Además, se combina fácilmente con otras prendas, creando todo tipo de outfits informales y sofisticados.