Cuándo y cómo se pueden utilizar las carillas Dentales

Las carillas dentales de www.institutautran.com, también llamadas facetas dentales, resultan ser unas delgadas láminas que se adhieren a la parte más externa de los dientes a través del uso de resina o un cemento especial; las carillas tienen como objetivo principal mejorar el aspecto de los dientes, es por eso que se trata principalmente de un tratamiento estético, el cual tiene que ser descartado en caso de que la persona presente cualquier otro problema buco-dental, debido a que las carillas dentales no están diseñadas para solucionarlos, sino para cubrir ciertos problemas estéticos.

¿Cuándo se pueden utilizar las carillas dentales?

No se trata únicamente de una cuestión de color, ya que para ello existe el blanqueamiento dental y es que las carillas dentales se pueden utilizar en múltiples casos, entre los cuales podemos destacar los siguientes:

  • Ocultar los espacios que se producen entre un diente y otro.
  • Cubrir cualquier diente roto o fracturado debido al paso del tiempo o caídas.
  • Corregir la forma de los dientes, es decir, se utiliza cuando un diente se encuentra desalineado o es muy corto en relación a los demás.

¿Cómo se aplican?

La colocación de las carillas dentales varía de acuerdo al tipo de las mismas, los 2 tipos de carillas que se encuentran en el mercado son:

Convencionales

Normalmente son las que más cuentan con un coste más asequible, normalmente son de composite, es decir, de resina sintética, por lo que para aplicarlas se requiere que sean trabajadas y moldeadas directamente en el diente.

Al momento de colocarlas, debido a que se requiere que el diente sea tallado se usa anestesia. Después se colocan unas carillas provisionales y después otras un poco más gruesas, con el fin de reparar la estructura eliminada del diente, por lo general se aplica una por una, por lo cual suelen tener un mayor tiempo de colocación.

Patentadas por clínicas

Se trata de las carillas dentales que no requieren del tallado ni de la aplicación de carillas provisionales.

De igual manera, este tipo de carillas no afecta el esmalte de los dientes y tampoco las encías, ya que suelen colocarse en una única sesión y no es necesario utilizar anestesia, porque no causan ningún tipo de dolor.

Es posible aplicarlas a través de una férula que permite aplicar unas 10 al mismo tiempo. ¿Lo malo? es su coste, ya que cada una se encuentra alrededor de los 500-650 euros.

Se pueden quitar y renovar

Una de las principales ventajas que tienen las carillas dentales es que no son algo permanente, ya que se tratan de un tratamiento que se debe renovar, es posible mantenerlas dentro de cierto lapso de tiempo determinado y después quitarlas para renovarlas, sin peligro de afectar a los dientes.las carillas se pueden quitar y renovar

Para eso, claramente es necesario hacer revisiones constantes en las cuales se comprueba el estado tanto de las carillas como del diente.

¿Existen peligros para los dientes?

Las carillas dentales no causan ningún tipo de daño a los dientes, sin embargo, es recomendable acudir a un profesional antes de decidir colocarlas.